El último hombre en Lagos

Por Wole Talabi La motocicleta se rompió a mitad de camino entre el Surulere y la salida de la Isla Lagos, cerca de donde termina lo que solía ser el Tercer Puente Continental. Akin desmontó la destartalada y ruidosa maquina. “¡Olosi!”1 maldijó. El sonido reverberó, rebotó en miles de polvorientas superficies y volvió, maldiciéndose a síSigue leyendo “El último hombre en Lagos”